¿Por qué fracasan los proyectos?

¿Por qué fracasan los proyectos?

Publicada en Publicada en Estrategia Digital

Planificar no siempre es sinónimo de éxito. A veces, incluso teniendo todas las variables medidas y planificadas, el resultado de tu plan empresarial puede ser un auténtico fracaso, pero ¿por qué?.

 

Como recoge The Chaos Report el 53% de los proyectos fracasan a nivel mundial.

 

¿Qué es un proyecto?

Un proyecto se compone de un conjunto de actividades temporales que, realizadas de manera gradual, nos ofrecen un resultado único. Buenos ejemplos de ello son las bodas, un viaje o la decoración del salón de tu casa, entre otras.

 

¿Por qué fracasan los proyectos?

Cuando decimos que un proyecto ha fracasado pueden haber pasado dos cosas:

  1. El proyecto no ha sido finalizado; por falta de presupuesto, problemas de organización del equipo de trabajo o falta de entendimiento con el cliente.
  2. El proyecto se ha completado excediendo una, varias o las tres condiciones acordadas-plazo, costes o alcance-.

 

El grado de éxito o fracaso de un proyecto viene en gran parte determinado por la figura del director de proyectos, quien se encarga de coordinar y controlar que el cliente obtiene el resultado que espera (alcance), por el precio y el tiempo establecidos. Realizar el seguimiento de los costes, tiempos y resultados de cada fase del proyecto son esenciales para el éxito del mismo.

Para coordinar un equipo de trabajo y las tareas que integran un proyecto debe definirse la cadena de actividades necesarias para alcanzar el resultado deseado y los recursos que se utilizará en cada una de ellas.  Algunas herramientas que facilitan la planificación y la gestión de proyectos son el diagrama de Gantt y el diagrama de PERT.

 

  • El diagrama de Gantt

El diagrama de Gantt es una buena forma de visualizar proyectos pequeños, al ofrecer información relativa a la organización de las fases y los procesos de trabajo requeridos en la realización del proyecto, por medio de diagramas de barras, desglosando las actividades a relizar por fechas, en base a su sucesión en el tiempo y el responsable de desarrollar y aprobar cada una de ellas. Si bien, como se adelantaba al principio, es una herramienta de utilidad para realizar pequeños proyectos empresariales al volverse tedioso de manejar a partir de 30 tareas o más.

Un modelo recomendable para planificar proyectos pequeños como el diseño de una landing page o una newsletter.

 

 

  • El diagrama de PERT

 

El diagrama de PERT, o Program Evaluation and Review Technique, se basa en las relaciones de precedencia. Su gráfica ofrece información sobre la sucesión o simultaneidad de cada tarea, indicando las actividades susceptibles de modificar la fecha de entrega del proyecto.

Fuente: http://moseda.blogspot.com.es/2012/10/

 

Una herramienta visual de gran interés para la gestión de grandes proyectos, donde el diagrama de Gantt no es funcional.

Gracias al diagrama de PERT, el director del equipo de trabajo podrá consultar de manera rápida las actividades a controlar para entrega el proyecto a tiempo y las personas a cargo que supervisan y controlan cada etapa del proceso de trabajo, arrojándole tres plazos de entrega:

-El optimista (a)

El tiempo mínimo en el que podría ejecutarse la actividad si todo marchara excepcionalmente bien.

 

-El pesimista (b)

El tiempo máximo en el que terminaría el proyecto si todas las circunstancias que influyen en su duración fuesen totalmente desfavorables.

 

-El tiempo más probable

El que normalmente se empleará en ejecutar la actividad, calculado a través de la siguiente fórmula:

(a + 4m + b) / 6

Donde a) es el tiempo optimista, b) el pesimista y m) la media de sumar las variables a) y b).

Otras entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *